Historia

PREMIOS MEZQUITA: Solera y prestigio tras veintitrés años de concurso.

EL AULA Y LA ACADEMIA DEL VINO DE CORDOBA

El Aula del Vino y la Academia del Vino de Córdoba una asociaciones culturales, cuyos objetivos se centran en promover y difundir la cultura enológica. Sus miembros son personas que entienden que el vino forma parte de nuestra ancestral cultura y que, como tal, debe promoverse. Su sabio y moderado consumo es un valor, por tanto, que debe trasmitirse de generación en generación. Con ese fin, el ambas asociaciones organizan numerosas actividades, entre ellas cursos de Viticultura, Enología y Cata, charlas y conferencias, presentaciones, homenajes a las tabernas, nombramientos de socios de honor a aquellas personas que merezcan este galardón y, para finalizar, los Premios Mezquita que, un año más, convoca a reconocidas marcas y bodegas.

El Concurso Ibérico de Vinos Ciudad de Córdoba Premios Mezquita inició su andadura hace ahora veintitrés años. Nació con la única idea de potenciar el sector vitivinícola, premiando la calidad, el esfuerzo del viticultor y del bodeguero; y en esa línea continúa. Por estos motivos, ha sido oficialmente reconocido, año tras año, por el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente y por la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

Desde aquella primera convocatoria, año 1994, la participación se ha incrementado edición tras edición, lo que viene a confirmar que Córdoba tiene ese encanto especial que, en los últimos años, la ha llevado a ser una de las capitales más visitada y valorada por un turismo en alza que busca conocer sus monumentos y, también, sus establecimientos gastronómicos: excelentes restaurantes e impolutas tabernas, algunas más que centenarias, en las que esa cocina breve y sabrosa que llamamos tapa, acompañadas por vinos de todos los tipos y procedencias, hacen las delicias de los visitantes. Córdoba es hoy la indiscutible capital gastronómica de Andalucía.

Por otra parte, la trayectoria profesional de este concurso, la alta cualificación de sus catadores y la tesonera labor de sus organizadores, la ha situado en un destacado lugar entre los eventos de este tipo que se celebran en España y Portugal. Añadimos que es el único concurso ibérico oficialmente reconocido, que se celebra en Andalucía, región eminentemente turística y con un envidiable consumo de vino.

No hay que decir que, tras veintitrés años, los Premios Mezquita ocupan un lugar señero en el mundo del vino. Un Premio Mezquita, para el consumidor, es un apreciado galardón, un sinónimo de calidad.


Manuel M. López Alejandre
Presidente del Aula del Vino de Córdoba