XXI Concurso Nacional

Saluda del Alcalde de Córdoba

imagennoticia48_0

La iniciativa del Aula del Vino de organizar los Premios Mezquita es una oportunidad más que ratifica la importancia que tienen el vino y el aceite en nuestra cultura. Pero la raíz de esta afirmación no está en que los galardones son un acto de consumo interno, sino que gozan de un amplio prestigio en el sector, y buena prueba de ello es el número y la calidad de los que cada año se presentan a la competición. Durante unos días, Córdoba se convierte en la anfitriona de los mejores aceites de oliva virgen extra y vinos, en un acontecimiento que carece de parangón en la geografía española.

Todo esto es fruto de una tradición, pues no en vano la cultura del vino no es extraña a nadie, ya que vino y aceite forman parte de las señas de identidad de todos nosotros. Son elementos cotidianos en la vida de cada uno y por eso el nivel de conocimiento que existe sobre estos productos crece de forma considerable conforme avanza el tiempo. Este interés por profundizar cada vez más y mejor en algo tan complejo es uno de los factores que impulsan al Aula del Vino a convocar este certamen que reune en la ciudad un inimaginable abanico de variedades que ennoblecen el nombre de Córdoba en este sector. A estas alturas de celebración de los Premios Mezquita es ya una realidad el alto prestigio que supone para almazaras y las bodegas el contar en su palmarés con uno de estos galardones.

Desde los orígenes de la ciudad, hay constancia de la importancia del aceite y del vino en numerosos mosaicos que reflejan en ingenuas escenas distintos momentos de su producción. Desde ese momento, queda estrechamente ligado a todos y pasa directamente a formar parte de nuestra cultura. Es a partir de ahí cuando es una constante en las más diversas disciplinas artísticas y podemos encontrar obras de primer orden en las que el aceite y el vino son protagonistas absolutos.

Además, la presencia de una Universidad como la nuestra, con una especial dedicación a las disciplinas agroalimentarias, ha contribuido a la mejora constante tanto de la producción como del resultado final, algo que es reconocido por los mejores expertos.

Por si todo esto fuera poco, el Aula del Vino convoca este año, a finales de octubre, la IV Muestra Ibérica de Vinos y AOVE, a la vista de los excelentes resultados cosechados en su primera edición. Será ésta una buena oportunidad para poder degustar lo mejor que en este momento se produce en almazaras y bodegas de España y Portugal.

Por todo esto, la celebración en Córdoba de los XXI Premios Mezquita no es sólo la ratificación de la importancia del sector, sino que también proporciona el orgullo de ser anfitriones de los mejores aceites y vinos, algo en lo que el Aula del Vino tiene un papel destacado.

José Antonio Nieto Ballesteros

Alcalde de Córdoba

Saluda de la Presidenta de la Diputación de Córdoba

imagennoticia46_0

La provincia de Córdoba está apegada desde hace siglos a la cultura del aceite y del vino, por las condiciones climatológicas de nuestro territorio y porque somos productores y consumidores de vinos y AOVE como los elaborados bajo las Denominaciones de Origen Montilla-Moriles, Baena, Montoro, Priego y Lucena.

El Aula del Vino de Córdoba es consciente de este arraigo social y cultural, y de su importante vertiente económica, de ahí que impulse, junto a administraciones como la que presido, la Diputación de Córdoba, multitud de actividades que promueven tanto su difusión y conocimiento como su consumo.

Tal es el caso de los Premios Mezquita y de la IV Muestra Ibérica de Vinos y AOVE, eventos ambos organizados por el Aula del Vino que son una buena nueva para la capital y la provincia, pues permiten exponer la calidad de ambos productos, reforzar su imagen dentro del panorama enológico y oleícola y crear un punto de encuentro con bodegas y almazaras de toda la geografía ibérica. Así, la Muestra Ibérica permitirá que cada almazara y bodega ocupe en un marco único como el de las Caballerizas Reales, una cuadra para montar el stand y convertirse en el escaparate de sus productos.

Desde la institución provincial somos conscientes del importante papel económico que juega el vino y el aceite en la provincia; por ello, estamos trabajando de manera directa en formar a los empresarios en nuevos yacimientos de empleo como el enoturismo -de la mano del Consorcio de Desarrollo Económico-, estamos divulgando la Ruta de las Tabernas y el Vino a través del Patronato Provincial de Turismo y estamos contribuyendo a la promoción de los caldos y AOVE dentro de campañas de difusión como ‘Saborea las cosas de Córdoba’, que tratan de fomentar el consumo de nuestros productos agroalimentarios .

Como presidenta de la Diputación de Córdoba, animo a todos los cordobeses a ser los mejores anfitriones de nuestra gastronomía, con el vino y el aceite como principales abanderados, e invito a todos aquellos que vienen a nuestra tierra a disfrutar de nuestra cultura y de la belleza patrimonial y monumental de nuestros pueblos. El potencial turístico que aportan a los municipios que los elaboran los convierten en uno de los elementos más destacados de la cultura, tradición e historia cordobesa e ibérica.

Con estas palabras quiero invitar a todos los ciudadanos a acercarse por primera vez a la cultura enológica y oleícola si todavía no lo han hecho o a degustar los magníficos productos que se elaboran en otros puntos de España y Portugal. Aprovecho para dar mi enhorabuena al Aula del Vino por poner en marcha actividades que difunden, demuestran y exponen la calidad de nuestros vinos.

María Luisa Ceballos Casas
Presidenta de la Diputación de Córdoba

Archivado en Noticias | Comentarios desactivados