XXI Concurso Nacional

Saluda de la Alcaldesa de Córdoba

Los Premios Mezquita y el Concurso Ibérico a la Calidad de los Aceites de Oliva Virgen Extra constituyen un valioso recurso para promocionar la excelencia de dos productos estrella de la agroindustria, la gastronomía y la cultura cordobesas: los vinos de la DOP Montilla-Moriles y los aceites de oliva de las distintas denominaciones de la provincia de Córdoba. Vino y aceite, la vid y el olivar, elementos fundacionales de las culturas del Mediterráneo, son el argumento de unos galardones nacidos en Córdoba que no solo sirven de acicate para la calidad de los productores de vino y aceite de oliva del ámbito ibérico, sino que también sitúan a Córdoba como referente.
La universalidad de la Mezquita brinda su nombre a unos premios que aquilatan y puntúan la calidad de los mejores caldos de nuestro país, al tiempo que la provincia de Córdoba, cuna de sobresalientes aceites de oliva virgen extra, se convierte en anfitriona de un certamen como el Concurso Ibérico de los AOVE que impulsa la proyección exterior del oro líquido de las economías mediterráneas. En este marco, el Ayuntamiento de Córdoba considera una tarea esencial la promoción de los productos de calidad cordobeses y la puesta en marcha de cuantas iniciativas favorezcan tanto su comercialización en el mercado exterior y el segmento gourmet como la estratégica presencia en el comercio de cercanía y las tiendas turísticas de la ciudad y la provincia de Córdoba.
Junto a ello, la excelencia que reconocen galardones como los Premios Mezquita y el Concurso Ibérico a la Calidad de los Aceites de Oliva Virgen Extra es resultado de procesos de elaboración a los que Córdoba no solo aporta bodegas y almazaras centenarias, sino también la incorporación de I + D + i y las diversas certificaciones que la acreditan.
Sin embargo, más allá de la innovación y las tecnologías aplicadas en la producción agroalimentaria cordobesa, existe un elemento de valor incalculable como es la red de personas comprometidas con la difusión y el prestigio de los vinos de la DOP de Montilla-Moriles reunidas en torno al Aula del Vino y a las catas dirigidas de nuestros aceites de oliva virgen extra.
Este camino de la excelencia y de la promoción internacional por donde ya transitan los vinos y los aceites de oliva virgen extra cordobeses en realidad tiene como destino el corazón humano que busca compartir y paladear la vida. Y como escribió Neruda: “Que lo beban, que recuerden en cada gota de oro o copa de topacio o cuchara de púrpura que trabajó el otoño hasta llenar de vino las vasijas y aprenda el hombre oscuro, en el ceremonial de su negocio, a recordar la tierra y sus deberes, a propagar el cántico del fruto”.
Isabel Ambrosio Palos,
Alcaldesa de Córdoba

Saluda del Presidente de la Diputación de Córdoba

La provincia de Córdoba está apegada desde hace siglos a la cultura del aceite y del vino, por las condiciones climatológicas de nuestro territorio y porque somos productores y consumidores de vinos y AOVE como los elaborados bajo las Denominaciones de Origen Montilla-Moriles, Baena, Montoro, Priego y Lucena.

El Aula del Vino de Córdoba es consciente de este arraigo social y cultural, y de su importante vertiente económica, de ahí que impulse, junto a administraciones como la que presido, la Diputación de Córdoba, multitud de actividades que promueven tanto su difusión y conocimiento como su consumo.

Tal es el caso de los Premios Mezquita y de la IV Muestra Ibérica de Vinos y AOVE, eventos ambos organizados por el Aula del Vino que son una buena nueva para la capital y la provincia, pues permiten exponer la calidad de ambos productos, reforzar su imagen dentro del panorama enológico y oleícola y crear un punto de encuentro con bodegas y almazaras de toda la geografía ibérica. Así, la Muestra Ibérica permitirá que cada almazara y bodega ocupe en un marco único como el de las Caballerizas Reales, una cuadra para montar el stand y convertirse en el escaparate de sus productos.

Desde la institución provincial somos conscientes del importante papel económico que juega el vino y el aceite en la provincia; por ello, estamos trabajando de manera directa en formar a los empresarios en nuevos yacimientos de empleo como el enoturismo -de la mano del Consorcio de Desarrollo Económico-, estamos divulgando la Ruta de las Tabernas y el Vino a través del Patronato Provincial de Turismo y estamos contribuyendo a la promoción de los caldos y AOVE dentro de campañas de difusión como ‘Saborea las cosas de Córdoba’, que tratan de fomentar el consumo de nuestros productos agroalimentarios .

Como presidenta de la Diputación de Córdoba, animo a todos los cordobeses a ser los mejores anfitriones de nuestra gastronomía, con el vino y el aceite como principales abanderados, e invito a todos aquellos que vienen a nuestra tierra a disfrutar de nuestra cultura y de la belleza patrimonial y monumental de nuestros pueblos. El potencial turístico que aportan a los municipios que los elaboran los convierten en uno de los elementos más destacados de la cultura, tradición e historia cordobesa e ibérica.

Con estas palabras quiero invitar a todos los ciudadanos a acercarse por primera vez a la cultura enológica y oleícola si todavía no lo han hecho o a degustar los magníficos productos que se elaboran en otros puntos de España y Portugal. Aprovecho para dar mi enhorabuena al Aula del Vino por poner en marcha actividades que difunden, demuestran y exponen la calidad de nuestros vinos.

Antonio Ruiz Cruz Blanco
Presidente de la Diputación de Córdoba

Archivado en Noticias | Comentarios desactivados en XXI Concurso Nacional